lunes, 19 de agosto de 2013

Pérez León advierte que las pernoctaciones en turismo rural se han reducido un 36%

En junio de 2013, hubo un tercio menos de viajeros y pernoctaciones que en junio de 2011 en alojamientos rurales de la provincia, mientras aumentaban en Castilla-La Mancha y en España


Los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera (EOH), que elabora el Gobierno de España a través del Instituto Nacional de Estadística (INE), arrojan un resultado desastroso para el turismo rural de la provincia de Guadalajara en junio de 2013: en dicho mes se registraron un total de 2.580 viajeros alojados en establecimientos rurales de la provincia, lo que representa un descenso del 33% respecto a los que hubo en junio de 2011, un mes antes de la entrada de Guarinos al Gobierno de la Diputación Provincial. El descenso de las pernoctaciones de turismo rural en estos dos años ha sido aún mayor en nuestra provincia, situándose en un 36% menos que en junio de 2011: 8.928 pernoctaciones entonces y 5.698 pernoctaciones en junio de 2013.

Si la comparación se hace con el mes de junio de 2012, también bajan tanto los viajeros como las pernoctaciones en alojamientos turísticos rurales de Guadalajara: un 25% menos en la cifra de viajeros y un 11% menos en el caso de las pernoctaciones. Estos pronunciados descensos del turismo rural en Guadalajara contrastan con los datos de la región y del país: en Castilla-La Mancha el número de viajeros creció un 1,12% en junio de 2013 respecto a junio de 2012 y las pernoctaciones aumentaron por encima del 10%. En el conjunto de España, las pernoctaciones de turismo rural se incrementaron un 2,3% respecto a junio de 2012.

Es decir, en dos años se ha perdido uno de cada 3 viajeros que se alojaban en establecimientos rurales de Guadalajara en junio de 2011, ha subrayado la portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Guadalajara, María Antonia Pérez León, “y no es por la crisis o por un descenso general del turismo rural, porque en el resto de Castilla-La Mancha y de España han aumentado”.

La portavoz socialista ha insistido en que “las causas de este desastre para la actividad turística en los pueblos de Guadalajara hay que buscarlas aquí, localmente, en la calamitosa política turística que está llevando a cabo la señora Guarinos desde la Diputación Provincial”, pese a ser “un sector que mantiene vivos a muchos pueblos de la provincia”.

Primera causa del desastre: falta de promoción y de planificación.

A juicio de Pérez León, la primera causa del bajón del turismo rural en Guadalajara es “la nula planificación, la nula programación de Guarinos para que Guadalajara esté presente cuando una persona o familia decide buscar un destino de turismo rural para pasar unos días”. Esta ausencia de promoción turística de la provincia se plasma en que Guarinos ha eliminado una partida anual de 200.000 euros de los presupuestos de la Diputación que se empleaban en la divulgación de la oferta de turismo rural de Guadalajara hasta que el PP entró a gobernar la Institución.

“En lugar de mantener esa inversión, Guarinos se ha limitado a hacer una pequeña campaña sobre las fiestas de interés provincial, que es insuficiente e ineficaz y demuestra la cortedad de miras del equipo de Gobierno provincial”, ha dicho la portavoz del Grupo Socialista. Haciendo un cálculo, que la propia Pérez León ha calificado de “modesto y para nada exagerado”, de un gasto medio de 60 euros por turista rural y día de pernoctación en la provincia, las aproximadamente 3.300 pernoctaciones menos que ha habido en junio de 2013 respecto a junio de 2011, supondrían que “en un solo mes la inversión anual de 200.000 euros en promoción se habría recuperado en forma de ingresos para el sector del turismo rural y los servicios de nuestros pueblos”.

Además de este recorte injustificado en la política turística de la Diputación, Pérez León ha denunciado que Guarinos tiene almacenado todo el material divulgativo que se le dejó hecho y que “la presencia de Guadalajara en ferias ya no existe, como en la Feria de Turismo Interior (INTUR) de Valladolid o la feria de Valencia, de donde procedían muchos de los viajeros que visitan nuestra provincia, o se hace la pantomima del último FITUR, donde la Diputación de Guadalajara se limitó a aportar dinero para que la región pueda seguir asistiendo, pero sin promocionar ningún producto específico de la provincia”.

Segunda causa del desastre: abandono de los eventos e instalaciones que generaban turismo en Guadalajara.

El otro motivo que, según Pérez León, explica la caída del turismo rural en Guadalajara es que “Guarinos ha abandonado todos aquellos eventos que actuaban como focos de atracción o ha adulterado la finalidad de las instalaciones que ejercían la función de escaparate de las muchas riquezas turísticas de la provincia, como es el caso del Centro de Interpretación Turística de Guadalajara (CITUG), en el castillo de Torija”.

La portavoz socialista ha recordado que Guarinos decidió cobrar 2 euros por la entrada al CITUG, “que es algo parecido a que una tienda cobrara por mirar sus productos”, y el resultado es que entre abril de 2012 y junio de 2013, la Diputación ha ingresado por este concepto 11.000 euros. “ Una cantidad ridícula de 11.000 euros que nos están costando muy caros: un 33% de turistas menos y un 36% de pernoctaciones menos desde junio de 2011, lo que implica que le está costando mucho dinero y puestos de trabajo a los pueblos de la provincia”, ha puntualizado Pérez León.

En esta misma línea, la portavoz del Grupo Socialista ha criticado que “tienen la Casa del Cordón de Atienza todavía sin abrir y además el propio vicepresidente de Guarinos menosprecia el proyecto etnográfico, que es referente nacional e internacional, calificándolo como un museo de botijos”, así como que “han abandonado el Festival Medieval de Hita, han permitido que esté cerrado casi todo el año el Museo de la Guitarra de Sigüenza, gestionado por el guitarrero vivo más importante del mundo, o la Diputación esté permitiendo que Cospedal haya tenido cerrados los centros de interpretación de los parques naturales durante dos años y ahora se vaya a cobrar 2 euros por entrar a los que se reabran, al mismo tiempo que de algunos como el de la Cueva de los Casares seguimos sin saber absolutamente nada”.

Lunes, 19 de agosto de 2013